Seguros para moto, ¿Hay diferencias entre unos y otro?

Publicado por

En cifras recientes del pasado año (2017), se afirma, que aproximadamente 1,25 millones de personas mueren cada año, a consecuencia de accidentes de tránsito. En casi la mitad de defunciones, se encuentran ciclistas, civiles, y motociclistas.

¿Es necesario un seguro para moto?

Lo es.  Actualmente, los seguros para motocicletas, tienen parte importante, tanto en la Ley, como en la vida de cada conductor. Todo individuo dueño de un vehículo, tiene una obligación con las Leyes. Y en la actualidad, cada persona titular de éstos, debe tener un seguro y un permiso que se le haya otorgado específicamente. Todo depende el estado y país en donde reside.

También, el conductor debe asistir con su agente de seguros, y preguntar, cuál podría ser la mejor opción para su seguridad, ajustable a sus necesidades y su presupuesto.

¿Es necesario un Seguro para Conductores de Moto?

 Si bien es necesario un seguro para moto, es muy importante un seguro para ti mismo. Es de vital importancia, contar con protección en caso de un accidente vial, más que todo, los conductores de motos, que más que los conductores de otro tipo de vehículos, las personas que conducen motocicletas, están expuestos a mayores daños.

La cifra de hospitalizados por accidentes viales, es alta. Y en estos casos, es cuando la cobertura de tu Seguro toma lugar, atribuyéndose toda responsabilidad por tu estabilidad, en caso de cualquier eventualidad.

¿Qué cubre tu Seguro de conductor?

Principalmente, es de valioso interés, el saber qué, el Seguro de conductor, únicamente protege al conductor responsable. Si éste llegase a estar acompañado, la segunda persona, pasaría a ser protegido por la responsabilidad civil, a no ser que, éste, esté ya incluido en la póliza del conductor primeramente mencionado. Sin embargo, hay compañías quienes excluyen a conductores mayores de 70 años de dichas garantías.

Aquí se presentan algunas de las situaciones y responsabilidades, de las que tu Seguro, debería hacerse cargo de inmediato, habitualmente, en caso de ser necesario:

  • Asistencia sanitaria: Este amparo, puede ser prestado de manera limitada o con un límite máximo.
  • Indemnización en caso de muerte o invalidez: La cantidad depende de la compañía, o la ampliación de la garantía.
  • Indemnización por lesiones: Corresponde al daño sufrido.
  • Indemnización diaria en caso de ser hospitalizado: La compañía se hace cargo de los gastos sanitarios derivados de la hospitalización, hasta una fecha límite.